Cotton USAEl algodón, una fibra natural, se ha utilizado para vestir y proteger a las personas desde hace al menos 7000 años. El 100 % de los miles de productores de algodón estadounidenses, compuestos fundamentalmente por explotaciones familiares, está comprometido con la mejora continua para hacer que el algodón de EE.UU. favorezca la calidad de vida para las generaciones futuras.

En consecuencia, la industria del algodón estadounidense continúa investigando y adoptando prácticas de producción responsables que no sólo promueven la sostenibilidad económica sino que también minimizan el impacto sobre los recursos naturales. Como resultado, desde 1980, la industria del algodón de EE.UU. ha conseguido mejoras continuas en cumplimiento con ciertas medidas, tal y como se definen en el programa “Del campo al mercado: la Alianza por la Agricultura Sostenible” (Field to Market: The Alliance for Sustainable Agriculture) incluidas la reducción de la erosión del suelo, el agua de riego aplicada, la disminución de horas laborales, la reducción del consumo energético así como de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Gestión medioambiental: un compromiso con la mejora continua

  • La tecnología moderna ha permitido que los productores estadounidenses dupliquen la producción de algodón por cada hectárea (acre) de tierra al mismo tiempo que utilizan menos agua de riego y menos pesticidas.
  • Las fibras de algodón cultivadas convencional y orgánicamente en EE.UU. están producidas de manera sostenible y ambas cumplen con los estándares de la Etiqueta Ecológica.
  • De los 36 millones de toneladas de CO2 que son absorbidos por la cosecha mundial de algodón, aproximadamente el 16 % (entre 5 y 6 millones de toneladas) es algodón estadounidense.
  • En el año 2008, el periodo más reciente en el que se registraron estos datos, el 44 % de las explotaciones de algodón convencional de EE.UU tenían campos que no necesitaban insecticidas foliares y casi una tercera parte de la producción de algodón de EE.UU. no necesitaba ningún tipo de insecticida.
  • Las siguientes mejoras en la producción de algodón de Estados Unidos están contempladas en el estudio “Del campo al mercado: La Alianza para la Agricultura Sostenible, Indicadores Ambientales y Socioeconómicos para Medir los Resultados de la Producción en Granjas en los Estados Unidos 2016 (Field to Market: The Alliance for Sustainable Agriculture, Environmental and Socioeconomic Indicators for Measuring Outcomes of On-Farm Production in the United States 2016). Todas las reducciones son para el periodo de 1980 a 2015. S. Cotton es un miembro fundador de esta alianza.
  • El uso de la tierra se ha reducido en casi un 50 %.
  • La erosión del suelo ha disminuido un 35 %.
  • El uso del agua de riego ha disminuido casi el 80 % en una unidad de producción por hectárea (acre) y también disminuyó en términos absolutos en más del 50 %.
  • El uso de la energía se ha reducido en más del 50 %.
  • Las emisiones de gases de efecto invernadero han disminuido un 40 %.

Responsabilidad social: un compromiso con las generaciones futuras

  • En Estados Unidos, la semilla de algodón se utiliza tanto para la alimentación humana (aceite de algodón) como para el pienso animal (incluido el pienso para las vacas lecheras). Por ello, la producción de algodón está regulada como cultivo alimentario. Cualquier producto fitosanitario utilizado en la producción de algodón debe cumplir las mismas reglamentaciones estrictas que cualquier otro producto de cultivo alimentario producido en los EE.UU.
  • La industria de artículos no tejidos es una categoría importante de productos que incluye, por ejemplo, las gasas médicas de algodón, las toallitas para bebés y los productos de cosmética femeninos.
  • En 2015, Estados Unidos produjo un 13 % del algodón mundial, y dos terceras partes del algodón de Estados Unidos se produjo utilizando únicamente agua de lluvia, sin necesidad de utilizar un riego complementario. Esto ayuda a mantener la reserva de agua en los acuíferos subterráneos para otros usos sociales. Cuando es necesario utilizar agua de riego suplementaria, los agricultores utilizan métodos de riego avanzados que minimizan el consumo del agua.
  • S. Cotton es un socio fundador de Cotton LEADS®, un programa para promover el conocimiento de las prácticas responsables que los productores estadounidenses utilizan en la producción de algodón.
  • Cuando se trata de fibras y tejidos, Cotton Incorporated’s Lifestyle Monitor™ muestra que casi el 90 % de los consumidores afirma que el algodón es seguro para el medioambiente.

Rentabilidad económica: un compromiso con la viabilidad a largo plazo

  • Los aproximadamente 18 000 productores de algodón de Estados Unidos cumplen los estrictos requisitos reguladores de Estados Unidos y están comprometidos con el principio de la mejora continua.
  • el algodonLa producción y la transformación de fibras naturales en todo el mundo emplea a cientos de millones de personas, especialmente en los países en vías de desarrollo. El algodón genera por sí solo cientos de miles de millones de dólares en la actividad económica, desde la producción en las explotaciones agrarias hasta la transformación y la venta al por menor.
  • En Estados Unidos, la industria del algodón en bruto emplea más de 125 000 personas y estimula una actividad económica de más de 70 mil millones de euros (75 mil millones de dólares).
  • El algodón se produce en 17 estados, extendiéndose desde Virginia hasta California y cubriendo más de 25 millones de hectáreas.
  • El número de horas laborales requerido para el cultivo de algodón en EE.UU. continúa disminuyendo, con reducciones del 78 % por hectárea plantada (acre) y del 82 % por medio kilo (libra) de fibra, desde 1980 hasta 2015.

 

Recursos:
U.S. Cotton: https://cottonusa.org/sustainability
Cotton LEADS:  http://www.cottonleads.org/responsible-cotton/
Cotton Incorporated Lifestyle Monitor:  http://lifestylemonitor.cottoninc.com
Field to Market (2016). “Field to Market: The Alliance for Sustainable Agriculture, 2016 Environmental and Socioeconomic Indicators for Measuring Outcomes of On-Farm Production in the United States.” Available at www.fieldtomarket.org

Descargar PDF