NRA-logoLa extracción de grasas de subproductos de origen animal y de aceites de cocina usados son maneras respetuosas con el medioambiente de reciclar materiales que, de otro modo, se desecharían. En resumen, transformar es reciclar. Si no se transformaran, estos materiales perecederos generarían peligros para la salud animal y humana.

La extracción de grasas permite la recuperación de grasas, proteínas y minerales de estas materias primas para usos nuevos. Además de proporcionar estos servicios y productos esenciales, esta transformación también promueve la sostenibilidad de la agricultura animal al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y conservar combustibles y agua. Con un concepto originado hace más de cien años, la extracción de grasas de subproductos de origen animal y de los aceites de cocina usados es la manera más adecuada y más antigua de reciclar los productos derivados de la agricultura animal.

Gestión medioambiental: un compromiso con la mejora continua

  • Jerarquía de recuperación de los alimentosReciclar productos que no compiten con los recursos alimentarios para el ser humano y que, de otro modo, serían desechados es el epitomo de un proceso sostenible y describe esencialmente la extracción de grasas.
  • La contribución de la extracción o transformación de grasas a la reducción de las emisiones de carbono en los EE. UU. y Canadá equivale a sacar más de 12 millones de coches al año de la carretera.
  • La transformación convierte el 99 % de la carne y de los subproductos de origen animal de forma segura en ingredientes de pienso animal, alimentos para mascotas, biocombustibles, fertilizantes, productos industriales y de consumo.
  • Los productos transformados producidos en los EE. UU. y Canadá cumplen o superan las normas gubernamentales y reglamentarias de seguridad alimentaria animal.
  • La transformación o extracción de grasas evapora el agua de los derivados animales durante la cocción. Esta gran cantidad de agua cumple con las normas federales, estatales y locales, de modo que puede devolverse a los ríos y arroyos.

Responsabilidad social: un compromiso con las generaciones futuras 

  • Los principios fundamentales de la sostenibilidad de la extracción de grasas son: práctica de la gestión medioambiental, protección de las comunidades locales, producción de alimentos sanos y nutritivos para los animales que ayudarán a alimentar una población mundial en crecimiento y producción de materias primas para biocarburantes que contribuyen a producir energía sostenible y renovable.
  • Todos los vertederos estadounidenses estarían llenos en un plazo de cuatro años sin la transformación, lo que supondría graves problemas de salud pública y medioambiental.
  • Sin la recogida de los aceites de cocina usados de los restaurantes y otras instituciones para la transformación, los sistemas de depuración de aguas residuales municipales y alcantarillado podrían taponarse si los aceites usados se vertieran en los sistemas de aguas residuales. No solo comprometería la calidad del agua, sino que provocaría daños y reparaciones costosas.
  • Sin la transformación, alrededor del 50 % de las partes de animales consideradas como no comestibles por los americanos se desperdiciarían.
  • Los productos transformados se usan como ingredientes en alimentación para mascotas y para el ganado, además de otros productos como jabones, lubricantes, detergentes, combustibles renovables y otros.

Rentabilidad económica: un compromiso con la viabilidad a largo plazo

  • Las empresas transformadoras invierten más de 450 000 € (500 000 $) anualmente en los estudios de la Fundación americana de Investigación de Grasas y Proteínas (Fats and Proteins Research Foundation) cuyo objetivo es buscar soluciones frente a los desafíos existentes como el control del olor.
  • La recuperación de recursosLas grasas y aceites transformados representan el 30 % de la materia prima usada en la producción de biocombustibles y diésel renovable en los EE. UU.
  • La industria transformadora recicla más de 1,04 millones de toneladas (2300 millones de libras) de residuos cárnicos y avícolas que se usan para producir ingredientes de pienso animal.
  • La industria transformadora recicla 1,08 millones de toneladas (2400 millones de libras) de aceites de cocina usados procedentes de operaciones de manipulación de alimentos, muchos de los cuales se usan para la producción de biocombustibles.

 

Recursos:
National Renderers Association. Rendering Industry Sustainability Issues Brief.
https://d10k7k7mywg42z.cloudfront.net/assets/5769904eedb2f3068c2a9403/2016_NRA_Issue_Briefs.pdf (2016)
National Renderers Association. Rendering: The Greenest Option Infographic. https://d10k7k7mywg42z.cloudfront.net/assets/57b1da62a0b5dd1276095366/Rendering___The_Greenest_Option_Print_Use.pdf (2016)

Descargar PDF

Resumen de Prácticas Sostenibles:

Los cacahuetes son sostenibles por naturaleza. Reponen el nitrógeno necesario que otros cultivos consumen, por lo que fueron introducidos originalmente como cultivo de rotación en sustitución del algodón para fijar el nitrógeno.